Quintana Roo

[Video] Embarra contralor a Laura Beristain

Share Button

“La presidenta municipal de Solidaridad, Laura Beristain Navarrete, sabía de los problemas que tenía con mi documentación y me ayudó a estar como titular de la Contraloría”, reconoció Rubén Delfino Almorejo López.

Playa del Carmen|Agosto2019.- En una rueda de prensa en donde no pudo desmentir ningún documento de los publicados por Quequi, quiso por medio de cantinfleos y evasivas, justificar todo el enredo de mentiras y transas en que ha metido a la Cuarta Transformación del presidente López Obrador.

Visiblemente nervioso y con el rostro desencajado, sólo en una desvencijada silla, sin ningún funcionario que lo acompañara en este momento en que fue descubierto como un falsificador de una cédula profesional para usurpar una profesión, y con lo que además realizó una falsedad de declaración al ser reconocido como “licenciado” en el momento de ser ungido como Contralor por todo el Cabildo del Ayuntamiento de Playa del Carmen, contando con la complicidad de los regidores morenistas que tienen mayoría.

Solamente por eso tiene ganador más de 20 años de cárcel al sumar las condenas marcadas en el Código Penal Federal, capítulo IV, artículo 243 al 246; el capítulo V, sobre falsedad de declaraciones en su artículo 247 y en el capítulo VII, articulo 250, fracción II (en cada caso con penas de cuatro a ocho años).

Pero en la conferencia se pudo notar que ha cometido varios delitos más. Apuntó que tiene dos nombres, Rubén Delfino Almorejo López y también Rubén Fidencio Almorejo López. Y que uno tiene registrado en el RFC y otro en la CURP, y ya enredado asegura que el Sistema de Administración Tributaria (SAT) es la instancia que le corregirá su documentación que compete a la Secretaría de Gobernación. Ni siquiera sabe hacer ese trámite, que asegura lo intentó hacer en Solidaridad, pero que arregla en Cozumel.

Las incoherencias continuaron al relacionar sus documentos de identidad con su cédula profesional, porque aunque asegura que es egresado de la de la Universidad La Salle Cdmx, solamente muestra con uno de sus nombres, un diploma y algunas calificaciones, no su título. Y es que en la página de transparencia municipal estaba su cédula 1632102, además de mostrar el documento con su fotografía emitido por la Secretaría de Educación Pública (SEP), pero al verificar su autenticidad, ese número de cédula remite a María Rosa Guadalupe Meléndez Pacheco, de la Universidad del Norte, desde el año de 1992, con la Licenciatura de Contador Público y Auditor, cuando Delfino Melgarejo menciona en su ficha curricular que es Licenciado en Derecho. Incluso se cotejó en la página https://cedulaprofesional.sep.gob.mx/cedula/presidencia/index donde al buscar con el nombre de Rubén Delfino Almorejo López o Delfino Fidencio Almorejo López, el sistema no arrojó ningún resultado de persona alguna que se llamen así y que cuenten con su cédula profesional. No mienta señor Delfino, Fidencio o como se llame.

Toda una mascarada que le ha permitido, según sus propias palabras, ejercer el oficio como litigante en Playa del Carmen. Así que el engaño no se circunscribe al Ayuntamiento, sino a cientos de incautos a los que ha estafado. Y no conforme con eso, sin rubor asegura que se ha desempeñado como Ministerio Público Federal sin tener el mínimo de preparación profesional.

Esto no es una cuestión del SAT, RFC o CURP, es una cuestión de simple honestidad, de probidad profesional, que no ha tenido Delfino Almorejo. Y sin embargo, dice que no ha corregido esos detalles legales, porque no ha tenido tiempo, porque tiene mucho trabajo, porque no está en sus manos corregirlo, pero con esa edad avanzada, debería haber arreglado todo desde que ocupó los primeros cargos públicos y no tener en la vejez viruela. Incluso, ya ha cambiado su Currículum Vitae que aparece en Transparencia y coloca que su título y cédula están en trámite. Incluso firma como ciudadano y no como licenciado, pero ya metió en un aprieto a todo el Ayuntamiento, ya que su función como contralor municipal es “garantizar una adecuada fiscalización en el manejo de los recursos públicos, impulsando la cultura de la transparencia y la rendición de cuentas claras”. El cinismo y la hipocresía que tanto critica AMLO a los fifís, pero en un gobierno municipal de la 4T. Una especie de mundo al revés, con el agravante de que todos los documentos que ha firmado quedarán invalidados por intentar pasarse de listo. Tal vez por ello los reporteros que le gritaban para hacer preguntas, le decían, Almarejo, Almarejo, no seas…

Los regidores que firmaron su nombramiento, la misma presidenta Laura Beristain Navarrete estaba enterada de todo, son corresponsables de todos los actos ilícitos que se han cometido con un servidor público falto de conocimiento y preparación como fiscalizador, con un pasado oscuro, plagado de actos corruptos, que se ha desbordado en sus funciones y atribuciones, sobre todo al violentar los derechos de los trabajadores que no se dejaron manipular ni intimidar, por lo que fueron removidos de manera injustificada.

Y es que en contubernio con el actual contralor municipal de Playa del Carmen, Rubén Delfino Almorejo López, logró que éste falsificara documentos, falseara su declaración usurpando la profesión de abogado, para burlarse del honorable Cabildo solidarense, que el 30 de septiembre de 2018, en la primera sesión solemne, le nombró como titular de tan importante cargo, y con todo el conocimiento, según declaraciones de Delfino, le permitieron jurar decir la verdad, y ni era licenciado, aunque sí lo nombraron contralor.

Lo que también llama la atención, es que aunque se han hecho las denuncias contra Almarejo en la Contraloría del Estado (Secoes), que encabeza Rafael Antonio del Pozo Dergal, hasta ahora no se ha actuado en contra de este sujeto que ha violentado la ley a su antojo, haciéndose acreedor a una buena multa y varios años de cárcel.

 
 
información de Manuel Campos, Quequi
 
Click para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba